viernes, 28 de diciembre de 2012

Pannacotta de chocolate con leche y avellana


¡Hola a tod@s! os traigo hoy un postre que bueno, no puedo decir su nombre sin que se me llene la boca de saliva grrr! parece un flan, pero no lo es, no lleva huevo.Este es un postre de origen italiano, panna cotta, significa nata cocida. A los niños les encanta, y es uno de mis postres favoritos, para que me guste un postre, tiene que ser suave al paladar, fresco, ligero, fácil de comer, con un suave sabor a lo que sea, no muy intenso, y que no sea muy muy dulce porque después de una buena comida... no cabe mucho ya. Yo confieso que casi nunca tomo postre, a no ser que sea algo asi como u yogur, una mousse, una pannacotta, o un poco de queso de burgos con mermelada de fresa ,mm.

¿os imagináis las variantes que puede tener la pannacotta? pannacotta de chocolate, pannacotta de limón, pannacotta de frutos rojos, pannacotta de yoqueséqué...

Este fue el postre que hice para la cena de Nochebuena, y fue un acierto total, al principio andaban todos un poco dudosos, uff, un flan después del pavo? que no es un flan, se llama pannacotta. Bueno, a mi échame un trocito solo (porque tenía chocolate, que si no...)a ver que lo pruebe... mmmm! qué bueno, al escuchar esto, los demás quisieron comprobar si mi cuñado estaba en lo cierto, o era un vil mentiroso amante de todo lo que lleve chocolate aunque sea solo en el nombre.

Al final hasta mi abuelo de 93 años (Y que me dure mucho más tiempo) lo probó y le encantó y el no es de los que les gusta mucho el chocolate... que mi hermana había hecho un plan B para él, una rica e insulsa cuajada (es que a mí no me gusta la cuajada). Y ahí se quedó la cuajada haciendo palmas en la nevera.

La verdad es que no me esperaba que les encantara a todos, pero así fue, tanto que al día siguiente la tuve que volver a hacer.

De todas maneras, al día siguiente hice también de postre una mousse de frambuesa con la receta que puso en su blog, María Lunarillos: http://marialunarillos.com/2012/12/vasitos-de-mousse-de-frambuesa.html  y estaba también.... uff, eso debe ser pecado, de todas maneras esos pecados se pagan yéndose directa e inevitablemente a las cartucheras , ¡qué le vamos a hacer! Os dejo la foto también a ver si os animáis a hacerla.

 

Pannacotta de Chocolate con leche y avellanas

 

Ingredientes:

-2 cucharadas de gelatina en polvo (o un sobre de 2gr. de Agar Agar, que es un alga gelificante, por lo tanto, es de origen vegetal y no animal como la gelatina)

- 4 cucharadas de agua

- 500ml de nata líquida

- 1 cucharada sopera de leche condensada

- 60 gr de azúcar moreno

- 100 gr. de chocolate con leche troceado

- 1 cucharada de avellana en pasta (si no tenéis o no la encontráis, podéis añadir una cucharada de nutella, que al fin y al cabo es cacao y avellana)

 

Elaboración:

 

- Ponemos en un bol el agua y la gelatina (o el agar agar) para que vaya hidratando

- Mientras, ponemos todos los demás ingredientes en un cazo al fuego hasta que todo se derrita removiendo bien de vez en cuando. Llevar a ebullición.

-Cuando comience a hervir, añadir la gelatina y remover hasta que esté todo integrado.

-Retiramos del fuego y repartimos colando con un colador en moldes de flanes engrasados o bien en moldes de silicona, que los venden ahora individuales muy monos, yo lo hice en uno de esos que parecen coronas con un agujero en medio, y lo que sobró en moldes de flanes. Es que fue el postre de la Nochebuena, y somos 14 personas, así que tuve que hacer esta receta multiplicada, con hacer una simple regla de tres, tenéis las raciones que queráis, esta receta es para 4 personas.

- Dejaremos en la nevera al menos durante 4 horas.

-Desmoldar y presentar con sirope de chocolate y nata montada fresca, o al gusto, hay quien prefiere decorar con frutas del bosque, frutos secos, para gustos, los colores...

La verdad es que está muy muy muy muuyyyyy bueno, pero como siempre, es mejor  que lo probéis vosotros y me contéis, aquí fue la estrella, me dieron un 11 sobre 10 jeje, será porque somos familia...

*NOTA: Si queréis hacer este postre más ligero, podéis sustituir la nata líquida por leche evaporada (no es leche condensada) la lechera la comercializa, y sale igual de buena y con menos calorías, aunque claro, pierde su esencia de la tradicional panna cotta italiana.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Turrón de praliné de avellanas


Turrón de praliné de avellanas

 Perdonad que no me extienda mucho en esta entrada, pero es que es una locura esta casa en estas fechas, y quiero hacer tantas cosas, que luego no hago ninguna, y estoy escribiendo esta receta para no abandonaros mucho, con los dedos que no son ni míos ya, que son diez carámbanos de hielo, que no sé si estoy tecleando o no, porque no me los siento del frío que hace en esta habitación donde tiene mi madre el ordenador. Pues en casita, al pueblo hemos vuelto por navidad cargados de turrones caseros y regalitos para mis sobris.
Os dejo la receta de uno de los turrones que he hecho, que es el único de cosecha propia, los demás los he hecho de otras recetas, como el de turrón de chocolate de Marialunarillos.com, o el de chocolate negro tierno con nueces de los dulces de mami barda. Están todos muy buenos, y han volado! mejores que los comprados, os lo aseguro, y por lo menos así sabéis lo que coméis, que ya bastante colorantes y conservantes (a parte de otras cosas) que nos comemos todos los días en todos los productos comprados. Por ejemplo, el colorante "natural" que le echan al petit que todos conocéis, no hace falta que diga la marca, y madre mía no me habré comido yo de esos que me encantaban, pero desde que conozco la procedencia "natural" del colorante (e-120) que le echan... yo lo siento, pero a mi hija no le voy a dar un yogur con insectos por muy en la naturaleza que estén. Ya lo miro todo, y no compro mas que yogures sin colorantes, porque casi todos los de fresa que miro tienen ese colorante, los fuets, también lo llevan,, que asco por favor, se llama en España (y es legal) colorante e-120 o carmín cochinilla, ahora vais y lo buscáis en el google.
Está hecho de moler unos insectos blanquitos que salen en los cactus que se llaman cochinillas, se dejan al sol secar y luego cuando los aplastas sale un colorante rojo. y como no es artificial, te ponen tan panchos que es "colorante natural" por dios, que asco, y eso no es nada, no sabemos lo que comemos, os lo digo....
Bueno, y después de esta asquerosa y larga curiosidad que casi no venía a cuento pero que me he quedado muy agusto al contarla, os dejo la receta para que la disfrutéis. y Felices fiestas a tod@s!
Turrón de praliné de avellanas
 

Ingredientes:

 

-75 gr. de chocolate con leche

-100gr. de chocolate blanco

-1 cucharada de leche en polvo

-3 cucharadas de lecha condensada

-200 chocolate de cobertura

-150gr. de avellanas

-100gr. azúcar

-1 chorrito de agua

- Unas gotas de zumo de limón

Elaboración:

 

Fundimos el chocolate de cobertura en el microondas con la opción de descongelar, si tu microondas no dispone de esta opción, a potencia media-baja. El chocolate se quema muy fácilmente, así que siempre que queráis fundirlo en el microondas o en el fuego, a temperatura baja, nunca se va a quemar.

Cuando esté templado, empezará a estar más espeso, es el momento de untar el molde de silicona de turrón con una capa por abajo y por las paredes, intentando que quede uniforme e igual de gruesa la capa de las paredes que la de abajo. Se reserva el resto para el final.

Mientras, vamos haciendo el praliné. A pesar de lo que algunos piensen, el praliné no es esa cremita mezclada con chocolate de los bombones, el praliné en sí, no lleva chocolate, tiende a confundirse con algo llamado "gandiuja" que es el praliné refinado o pasta de avellanas mezclada con chocolate. Si tenéis pasta de avellanas, yo os lo aconsejo mejor que hacer el praliné, quedará más fino, y ahorrais trabajo.

Se pone el azúcar, el agua y el zumo de limón (para que el azúcar no se cristalice) en un cazo con el fondo gordo a fuego medio, y se remueve lentamente hasta disolver el azúcar.

Cuando el azúcar empiece a tener un color dorado, añadir las avellanas, remover hasta tenerlas totalmente envueltas con el caramelo. retiramos del fuego y echamos la mezcla en un silpat o papel de horno unos 20 o 30 minutos. Pasado ese tiempo, se habrá endurecido formando una especie de tableta garrapiñada. Se trocea un poco con las manos o mortero, y se pasa por la picadora eléctrica.

según vamos moliendo bien, vamos añadiendo la leche condensada y la leche en polvo.

Se derrite el chocolate blanco junto con el chocolate con leche en el microondas, y se añade la pasta anterior. removemos bien hasta quedar lo más homogéneo posible.

En este punto, el molde que contiene el chocolate fundido, estará duro (mejor so lo hemos metido en el frigorífico) echamos la pasta de avellanas y chocolate en el molde apisonando con cuidado intentando no dejar huecos con aire. terminamos de tapar el turrón cubriendo todo con otra capa de chocolate de cobertura fundido alisando bien sobre todo en las esquinas para que queden selladas.

Metemos en el frigorífico una hora y... ¡LISTO! Ya tenemos nuestro propio turrón para las fiestas.
 

Y lo bien que quedáis cuando decís: ¡Lo he hecho yo! jeje. Y lo bueno que está...

lunes, 17 de diciembre de 2012

Kurabiye salados turcos


Kurabiye salados
 


 
 
 

 

¡Hola otra vez!

Hoy os  traigo una receta salada de Turquía de nuevo. Estos lacitos (aunque se pueden hacer de otras formas) se llaman Kurabiye, se lee “curabie” y significa “galleta”, pero caseras, porque las galletas de las compradas son “Biskuvit”.

Para ser una receta turca, es bastante sencilla (cosa rara), se hace en un plis, se junta todo, se mezcla, se da forma, se mete en el horno, y tiene el mismo tiempo de horneado que una galleta más o menos dependiendo de los gordas que salgan.

Esta receta me la dio mi cuñada Filiz cuando yo era soltera todavía y estábamos de visita en su casa, como me veía aburrida, me metía en la cocina a enseñarme cositas, es una persona maravillosa, es buena, pero buena de corazón, no conozco a nadie así, te lo da todo sin pensar en ella, te ayuda con todo, es muy comprensiva, nunca piensa mal de nadie, siempre es amable, cariñosa, todo le parece poco para darte, nos dejó su casa, me dejó su vestido del día antes de la boda, me acompañó a la peluquería el día de mi boda, me ayudó a vestirme, ese día que nadie de mi familia pudo estar ahí, era ella la que hizo de madre, amiga, cuñada, hermana y de todo. Me gustaría que mi hija se pareciera a ella de mayor. Guardo los mejores recuerdos allí con ella, su hijo que era pequeñito y empezaba a decir sus primeras palabras, cortitas, y él me enseñó así mis primeras palabras también en turco, me decía “aba gel” (abla significa hermana, u otra mujer mayor que tú allí, por respeto, pero los niños en vez de abla, dicen aba) aba ven, aba vete, aba corre, aba mira, aba camión, aba toma, aba coge, así jaja, mi mejor maestro, Mehmet, os lo voy a presentar: jaja aquí estamos a la sombra de una higuera fresquitos, se está comiendo mi helado, jaja.
 
Este es Mehmet, y mi cuñada Filiz, detrás.
 

 

Bueno, pues os dejo ya de charla y os dejo la receta, espero que la hagáis y os guste.

En Turquía casi todas las recetas son transmitidas de madres a hijas, y por el boca a boca, como antiguamente, y se miden, como los americanos con sus tazas, ellos los miden en vasos de agua (el duralex de toda la vida) o vasos de té como el que yo usé, el cual medí y son unos 100 ml.

 

Ingredientes: (salen 2 bandejas)

1 barra de mantequilla ablandada

1 vaso de te (o 100ml) de aceite de girasol o de oliva, lo que os guste más, ellos lo hacen con girasol, pero yo no tenía y lo hice con el de oliva virgen.

½ vaso de te (50ml) de vinagre de vino blanco

½ vaso de te (50ml) de agua tibia

1 yema de huevo

1 clara para pintarlos después

2 cucharadas de azúcar

2 cucharaditas de sal

1 sobre de levadura royal

4 ½ tazas de harina normal

1 bol de sésamo

 

Elaboración:

Ponemos en el bol de la K.A. u otro cualquiera si lo hacemos a mano, la mantequilla ablandada, el agua tibia, el azúcar, la sal, la levadura y el huevo y (con las manos limpísimas) empezamos a mezclar con las manos estrujando bien la mantequilla. Después se añaden el resto de los ingredientesy se pone el accesorio de gancho panadero en la máquina, si lo hacéis a mano, seguir amasando hasta obtener una consistencia parecida a la masa de las galletas, ésta masa es más elástica y no se rompe tanto como la de las galletas. Si hace falta, se le añade más harina. Mirad, más o menos esta consistencia:

 

Después se puede empezar inmediatamente a formar los lacitos, o cualquier otra forma que os guste, normalmente se hacen lazos porque es más rápido. Así:

 

Una vez formado el lazo, se pasa por la clara de huevo

 

Y a continuación por el sésamo:

 

También se puede pintar con pincel y esparcir el sésamo, ahorras sésamo, y no queda tan tupido.
A continuación, se van colocando uno a uno en las bandejas separados unos de otros un poquito, porque tienen levadura y se pueden juntar. De todas maneras si se juntan un poco no pasa nada. Se pueden dar la forma que queramos, aquí tenéis algunas muestras, como trenzas, piñas, roscos, etc:
Se hornean a 170ºC durante unos 20 o 25 minutos, o cuando los veáis doraditos:

Se dejan 5 minutos sobre la bandeja, y a continuación se mueven a una rejilla enfriadora.
Y... ya se pueden devorar! con un te a mediodía o por la tarde están de muerte. Mirad qué chulo el stand que me regaló en mi última estancia allí mi otra cuñada Kader.

Eso es todo! espero que os guste! y ya estoy preparando algo diferente...

Besos!!!!!

 

jueves, 13 de diciembre de 2012

Layer cake de manzana y caramelo y accidentado cumpleaños


Bueno, pues el pasado 11 de diciembre de 2012, cumplí 30 añazos, sí, ya he pasado la barrera psicológica de los 30, adiós a la juventud de los veintitantos, ya voy para trentaitantos.. madre mía, si es mejor no pensarlo, cómo pasa el tiempo.

La cosa es que ha sido un cumpleaños un poco accidentado y muy muy decepcionante, aparte de porque cumplí ya 30, porque casi nadie me felicitó, mi Facebook, a pesar de que chiva los cumpleaños a conocidos y no tan conocidos, estaba un poco desierto de mensajes de felicidades, a ello sumemosle, que me regalaron un peralto (es una broma de Andalucía) ya sabéis lo que es un peralto no? Casi igual que una peralta, bueno, pues NADA de nada, no me regalaron NADA. Bueno, mi marido, que como siempre va corriendo al establecimiento más cercano que lo pueda sacar el mismo día del apuro, me regaló unos pendientes de oro (por tercer año consecutivo). Y vosotros diréis que guay! Que detalle! Pues noooo.. y no es que sea desagradecida, es que yo no soy de joyas y él lo sabe, y me pongo unos pendientes que sean cómodos y no me los quito ya hasta que no vaya a una boda o evento similar. La cosa es que siendo yo tan fácil para regalar, y sabiendo perfectamente como sabía porque llevaba semanas diciéndoselo que quería un curso que además en esa fecha estaba al 10% rebajado de modelado con Megasilvita, y sabiendo que me encanta la vajilla de navidad del el C.I. y me estoy comprando las piezas sueltas poco a poco porque es muy cara, sabiendo todo eso, coge y vuelve a comprarme unos pendientes en la joyería más cercana que se habrá gastado mucho más de lo que vale el curso o un platito… me enfadó mucho, porque yo para qué quiero ciento y pico euros metidos en una caja???? Yo eso lo voy a disfrutar de alguna manera? Nooo al contrario, al verlos metidos ahí todos los días me va a hervir la sangre, y encima me dice que deje ya la tontería de las tartas, que llevamos mucho dinero gastados… bueno, muchas de vosotras sabréis de lo que hablo, a muchas también os pasa, que no os sentís apoyadas por vuestras familias, que lo ven una pérdida de tiempo y de dinero y que no recuperais lo invertido en hacer tartas, porque a la gente les parecen caras y lo quieren todo gratis.

En fin, que le dije que muchas gracias, pero que fuera a la joyería a devolver esos pendientes, que me gustaban más en la cuenta que metidos en la caja. Encima fue el último en felicitarme, primero me llamó mi hermana, mi otra hermana, mi abuelo, mi madre, mi padre…

Y desde entonces estamos de morros…

Algunas diréis que qué estúpida soy, que pobrecillo, que encima que me regala oro… pero es que estoy harta de que gaste un montón de dinero en comprar algo que lo saque del apuro de regalarme algo que me guste. Si sabe de sobra que a mi las joyas ni fu ni fa.

Otro chasco, me ha salido trabajo, pero no lo puedo aceptar porque las guarderías están completas. Que bien! Cómo se va a acabar el paro si no les dan preferencia a las familias que quieren trabajar los dos y no tienen familia para cuidar a los hijos cerca?

Así que lo único dulce de este cumpleaños fue la tarta: un Layer cake de manzana y caramelo que he traducido y adaptado de la receta del libro “cake explorations”. Espero que la disfrutéis más que yo L

 

 

Layer Cake de Manzana y Caramelo

 

(Receta adaptada del libro “cake explorations”)

PARA LA SALSA DE MANZANA:

Ingredientes:

-3 manzanas “fuji” peladas, descorazonadas y troceadas en cuartos

- 3 manzanas “golden” peladas, descorazonadas y troceadas en cuartos

- 1 taza de zumo de manzana (en la receta original pone ¾ de taza de zumo y ¼ de “boiled Apple cider” que es un concentrado de manzana un poco caro que no se vende en España, así que lo he sustituído por otro tanto de zumo de manzana.

- 2 cucharadas de brandy

- 3 cucharadas de mantequilla

- 2 cucharadas de miel

-1 cucharada de azúcar moreno

-3/4 cucharaditas de canela en polvo

 

Elaboración:

En una olla cacerola mediana, mezclar todos los ingredientes y mover. Tapar y cocinar a fuego medio 15 o 20 minutos o hasta que las manzanas estén blandas.

Dejar enfriar, luego hacer el puré con un tenedor o triturador hasta obtener la consistencia deseada.

Dejar la salsa a temperatura ambiente antes de añadirla a la masa de la tarta (véase receta a continuación).

 

PARA EL BIZCOCHO:

Ingredientes:

-        4 tazas de harina normal

-        2 cucharaditas de bicarbonato

-        1 cucharadita de levadura royal

-        1 cucharadita de sal

-        1 cucharadita de canela en polvo

-        ½ cucharadita de pimienta de Jamaica molida ( eso es lo que pone en la receta original, y sé que “carmencita” la comercializa en grano, pero como no la encuentro y es casi lo mismo, pues nada, pimienta negra molida de toda la vida oye).

-        ½ cucharadita de clavo molido

-        1 ½ tazas (3barras) de mantequilla sin sal cortada a cubitos de 1 cm mas o menos y a temperatura ambiente.

-        2 ½ tazas de azúcar normal

-        2 huevos (L)

-        4 tazas de salsa casera de manzana (ver receta arriba) a mí me salió la salsa justita.

Elaboración:

Precalentar el horno a 170ºC. Enmantecar tres moldes redondos de 20cm y forrar la base con papel de horno. Espolvorear con harina y quitar el exceso.

Tamizar la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal, la canela, la pimienta y los clavos juntos en un bol grande y reservar.

En el bol de la K.A. (o robot de cocina que tengáis, sino con las varillas y un brazo biónico) con el accesorio de la pala, batir la mantequilla hasta que esté cremosa (unos 4 minutos), añadir el azúcar y mezclar hasta que esté homogéneo y esponjoso (unos 3 minutos más). Añadir los huevos y batir hasta que estén integrados.

Añadir la mezcla de harina en tres veces alternando con la salsa de manzana, empezando y terminando con la mezcla de harina.

Parar de vez en cuando para rebañar las paredes del bol con una espátula de goma y seguir batiendo unos pocos segundos más a velocidad baja.

Divide pesándola en una báscula de cocina la mezcla en tres partes iguales y alisar la superficie de la masa con una cuchara.

Hornear durante 40 o 45 minutos (a mí me tardó casi una hora) eso depende mucho del horno de cada uno, rotando los moldes a mitad del tiempo de horneado, hasta que al pinchar, salga el palito limpio.

Trasladar los moldes a una rejilla enfriadora durante unos 20 minutos. Sacar los bizcochos de los moldes y quitar el papel. Dejar enfriar completamente.

 

PARA LA SALSA DE CARAMELO CASERA

(Salen 2 tazas)

Ingredientes:

-1 ½ tazas de azúcar normal

- ¼ taza de sirope de maíz (de venta en casi todas las tiendas de repostería, yo usé la marca Karo)

- ½ taza (1 barra) de mantequilla sin sal ablandada cortada a cubitos

- 1 ½ tazas de nata para montar

- ½ taza de agua

 

Preparación:

En una cacerola mediana alta, mezclar el azúcar y el sirope de maíz con ½ taza de agua.

Mezclar suavemente para no salpicar las paredes de la olla.

Bajar a fuego medio-alto y continuar moviendo hasta que el azúcar se disuelva. Aumenta el fuego a alto, dejar de mover y dejar la mezcla hervir.

Una vez se observe el característico color caramelo, se retira del fuego, agrega la mantequilla y la nata y remueve con una varilla de mano suavemente hasta combinar.

Se reserva. Si queda muy líquida, no os preocupéis, dejadla un poco en el frigorífico.

 

PARA EL BUTTERCREAM DE CARAMELO

Ingredientes:

-        1 ½ tazas de azúcar

-        1/3 taza de harina normal

-        1 ½ tazas de leche entera

-        1/3 taza de nata para montar

-        1 ½ tazas (3 barras) de mantequilla sin sal blanda a temperatura ambiente cortada en trocitos pequeños.

-        1 cucharadita de extracto puro de vainilla

-        1/3 taza de salsa de caramelo (ver receta anterior)

Elaboración:

En una cacerola con fondo gordo (yo lo hice en la olla expres pequeña), batir la harina y el azúcar. Añadir la leche y la nata y cocinar a medio fuego batiendo ocasionalmente hasta que la mezcla llegue a hervir y tenga cuerpo (10 o 15 minutos).

Llevar la mezcla al bol de la K.A. con el accesorio de varilla (en la receta original pone con la pala, pero no me gustó el resultado, quedó grumoso). Batir a velocidad alta hasta que se enfríe.

Reducir la velocidad a lenta y añadir la mantequilla y la vainilla.

Mezclar hasta que esté todo integrado. Incrementar la velocidad a media-alta hasta que esté montado.

Añadir 1/3 taza de salsa de caramelo (fría) y continuar mezclando hasta integrar. Si la mezcla sale muy líquida, poner en el frigorífico y luego volver a batir.

 

MONTAJE:

Poner uno de los bizcochos en la base y nivelar la parte superior con una lira o un cuchillo y buen pulso.

Pon una fina capa de salsa de caramelo por encima y esparce buttercream de caramelo por encima.

Después añade otra capa de bizcocho y nivela, añade el frosting como anteriormente.

Recortar la superficie del último bizcocho y acomodarlo encima con la base hacia arriba.

Esparce una fina capa de buttercream encima de todo el pastel (capa tapamigas) y ponlo en el frigorífico 30 minutos, esto conseguirá que se endurezca esa capa con las migas de la superficie atrapadas y podremos dar la última capa de buttercream lisa sin imperfecciones, que es la primera ley de un layer cake.

Sácalo y sigue añadiendo buttercream y alisa. (os aconsejo que volváis a dejar el bizcocho en el frigorífico un poco y luego mojéis un cuchillo alisador o espátula en agua caliente, sequéis, y repasar suavemente el buttercream, quedará más liso).

Usa el caramelo sobrante encima. Añade cacahuetes picados si deseas.


 

Y… ahora vas y lo cascas… Os dije que la receta tenía tela... Y es que son cuatro en una! Nada menos. Pero de verdad, está muy buena. Para  subsanar errores la próxima vez, la haré con SMB de caramelo, porque este buttercream con harina… esta muy bueno, pero no me gusta su textura, es como la textura de la bechamel cuando enfría, quedan grumos, no sé cómo hay gente que hace los bizcochos y las cremas con la pala de la K.A. yo lo veo imposible el conseguir una mezcla homogénea, es que no puedo, lo he intentado con la crema de queso, porque la receta es así para no darle aire a la crema, pero es que me sale con grumos o se corta, NO! Me niego a usar más la pala si no es para hacer masa de galletas, y aún así para eso prefiero el gancho del pan.

Y con esta pesada entrada, (pero muy útil a mi parecer, puesto que creo que nadie antes había traducido esta receta) os dejo hasta la próxima, que espero sea pronto, eso lo decidirán las circunstancias.

Muchas gracias de nuevo y no olvidéis dejar vuestros comentarios si os ha gustado que me encanta leerlos. Si tenéis alguna duda, preguntad que es gratis, jeje. Besos!!!

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Galletas tronco con cardamomo


Ya es época de navidad, ya están las calles llenas de luces de colores, música, ofertas de polvorones, puestos de castañas por la calle, niños vendiendo papeletas para el viaje de fin de curso y un aire consumista brutal que cada año es más fuerte, NECESITAMOS bolitas brillantes de colores, NECESITAMOS escuchar villancicos, y ¿NECESITAMOS comprar y comprar de todo lo que nos ofrecen los grandes almacenes? Pues no, pero yo no he podido evitar comprar un poquito de la vajilla de navidad de vileroy y Bosh de paso por el C.I. Aquí os la enseño junto con las galletas de tronco que he hecho, y el camino de mesa, el soporte para vela y el huevo de navidad de patchwork que me ha hecho mi madre. ¡qué manos tiene! (acepta encargos) jeje.
 
 

Si, habéis leído bien, galletas de tronco.

Desde que las vi en el blog de Irmina Díaz; El zurrón de los postres, solo he querido una cosa, hacerlas. Y es que son tan originales… me quedé enamorada de ellas, y están de buenas… parecen de verdad una rodaja de un tronco! Con su corteza y todo.

Y da la casualidad de que tenía cardamomo de uno de mis viajes a Turquía (aunque en España también hay) yo sé que en Córdoba han abierto una nueva tetería en la calle Cruz conde, y tienen tés de todas clases, mezclas, y también tienen especias, entre ellas cardamomo, es carilla al kilo, pero pesa muy muy poco y un puñadito ya nos apaña. Me gustaría que pudierais olerlo… es un aroma tan intenso… y no sé cómo describirlo, porque no se parece a nada con lo que os lo pueda comparar. En Turquía se suele mezclar al molerlo con el café, ese es el café turco, que se hace “de puchero” como dicen aquí, con unos cacitos especiales como los del chocolate, de cobre, en los que se mezcla el azúcar, el café y el agua hasta que hierve y hace espumita, no se cuela ni se le echa leche y se toma así.

Al hacer estas galletas, hay que infusionar dos vainas de cardamomo machacaditas en leche y llevarla a ebullición, eso sí que huele bien… ahora sí que voy a usar más el cardamomo que tengo guardado.


Que la disfrutéis! Y de todo lo que tiene Irmina en su blog, que tiene una pinta… tengo que hacer los bocaditos de castañas con chocolate…

martes, 27 de noviembre de 2012

Tarta fondant guardabosques


Esta tarta fue todo un reto, no porque tuviera mucho trabajo, sino porque es que no tenía ideas para hacerla. a ver, me piden una tarta para un hombre de cuarenta y tantos que había sido guarda... y claro, yo busco ideas en Internet, como todos y todas, y en "campo" me salen campos de fútbol, en "Forrest" me sale la famosisima tarta "selva negra" y lo poco que sale de verdad de bosque o campo, es muy infantil, que si winnie de pooh, que si dora, yo que sé. Hasta ahora no me había dado cuenta en lo difícil que es hacerle una tarta (igual que un regalo) a un hombre, contra más, hacerle una tarta fondant a un adulto. Bueno, este modelo más o menos es el que más me gustó, fui cogiendo inspiración de aquí y de allí, y el muñeco está modelado a imagen y semejanza del mismo guarda.

Francisco es un guarda retirado de una finca del parque natural de la sierra de Hornachuelos (en Córdoba) mi pueblo, lo más bonito que tiene, el parque natural. En el hay muchas haciendas y fincas, muchas propiedades de famosos terratenientes de España y de fuera. Bien, la cosa consiste en que el dueño de la propiedad, tiene una pedazo de casa en el campo, unas tierras, y ganado o no, donde hay ciervos, jabalíes, etc. Una vez al año (si ellos quieren) se realiza una montería y los dueños invitan o venden la participación en una matanza de estos preciosos animalitos, (qué pena) no sé que diversión le ven a eso, pero... Los dueños pagan a una familia que vive allí casi toda su vida para que vigile y mantenga la finca, la casa, los atienda cuando van de visita o con los amigos, alimenten a los animales cuando hay escasez de comida o cuando va a llegar la montería, etc. Otros compran la carne de las presas abatidas tras el visto bueno de los veterinarios, y se las llevan a salas de despiece, donde se vende en el mismo pueblo o se importa, para hacer chorizos, guisos, salchichones, etc. Para comer un buen guiso de venado en salsa, el mejor sitio sin duda, es Hornachuelos, y en todas sus carnicerías venden el apreciado chorizo de venado, familiares de Málaga vienen una vez al año solo para llevarse kilos de ese chorizo.
Bien, pues la cosa es que como Francisco ha estado con su familia casi toda su vida viviendo en el campo, cuidando el monte y ahora está retirado, pues lo echa de menos, y por su cumpleaños su familia ha querido regalarle esta tarta campestre. Con la boca abierta se quedó Kisco cuando la vio, él se creía que le iban a regalar una tarta de una barra de un bar o algo así (porque ahora regenta un bar) pero cuando se vio él mismo en una tarta, en el campo, con un ciervo vigilandolo.. jaja me enviaron las fotos de la cara que puso... bueno, y la tarta duró lo justo.
Era un bizcocho de chocolate con SMB de chocolate con leche.
Y aquí os dejo las fotos. Espero que os gusten Mil besos!







domingo, 25 de noviembre de 2012

Cupcakes y mini cupcakes de coco y almendra

Cupcakes y mini cupcakes de coco y almendra

 
 
 
Hoooolaa!!! cuánto tiempo sin poner una receta!! hoy ya me he puesto las pilas, que con este tiempo, no apetece mas que sentarse al calentito en casa, pero no puede ser, la niña me requiere, el padre me requetequiere, jeje, y la cocina me llaaaaamaaaaa.... Así que he dicho, esta semana voy a ponerme a hacer dulces como una posesa! (veremos a ver lo que me dura la inspiración).
 
Bueno, pues fin de semana del BCN Cake, y yo aquí, y veo mucha gente allí, y claro, una se viene abajo... a mi me gustaría estar allí entre todo el bullicio viendo las cositas tan bonitas que hay en los stands, pero ¿qué vamos a hacer? ya iré, ya... Además, con lo que estoy leyendo en los tweets y muros de FB, no sé yo... que si se ha superado el aforo, que si se han vendido más entradas de la cuenta y la gente que se ha pegado el viaje se ha quedado sin entrar porque al final han cerrado las puertas por la tarde... es que no hay derecho eee? si llego a ir yo y me dicen en la puerta que NO puedo entrar..... no sé lo que me entra a mi por el cuerpo... es que no es justo, tanta gente que tenía tanta ilusión por ir, y que los mismos de siempre (los que venden las entradas sin control) se pongan a recaudar, claro, como a ellos les da igual... Luego pasan cosas, sale todo a la luz, como en la fiesta de Halloween de Madrid Arena, y nadie tiene la culpa. ¿tan difícil es contar el aforo del edificio y no vender mas que esas entradas????
 
Y como me pongo negra con estas cosas y me conozco, jeje, vamos ya con la receta de estos, mis últimos cupcakes invernales que están... no sé como describirlos, deliciosos es poco, la leche de coco en el bizcocho les da una esponjosidad y un saborcito muy suave a coco... mmmmmm.... y luego la almendra ya lo remata. Aquí os dejo la receta paso a paso.
 
Ingredientes para el bizcocho:
 
  • 1 taza de azúcar común
  • 125gr de mantequilla s/s
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de esencia de almendra
  • 4 cucharadas de leche de coco (de venta en Lidl)
  • 1 1/2 tazas de harina común
  • 1 3/4 cucharadita de levadura royal
  • 1/2 taza de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 taza de almendra molida
Ingredientes para el frosting:
 
  • 3 tazas de nata vegetal de repostería (yo he usado la marca Puratos, aunque le he tenido que añadir azúcar glass porque no es muy dulce y tarda más en montar) personalmente me gusta mas la marca mix top ambiante.
  • 2 cucharadas de azúcar glass
  • 1 cucharadita de esencia de coco
  • almendra fileteada para decorar como topping
 
Preparación:
 
  1. Precalentar el horno a 180 ºC (moderado) y poner las cápsulas en los moldes.
  2. Batir con las varillas el azúcar y la mantequilla hasta obtener una crema suave. Incorporar los huevos y las esencias y seguir batiendo hasta integrarlo todo.
  3. Tamizar aparte la harina, la almendra molida, la levadura y la sal, agregar a la mezcla e integrar completamente, en este proceso, para ayudar a ligar la masa, empezad a incorporar una a una las cucharadas de leche de coco y por último la leche. Verter todo en los moldes hasta 1/3 de su capacidad (más o menos que quede un dedo entre la masa y el borde de la cápsula).

  4.  

     


     

     

     
  5. Introducir todo al horno con un papel de plata debajo de la bandeja (así me aseguro de que la base de los cupcakes no se quema ni se hace más que el resto) (o serán cosas mías, pero me funciona así que...) unos 20 minutos hasta que al pinchar salga el pinchito limpio. (yo he hecho cupcakes y mini cupcakes a la vez, bien, los mini cupcakes se retiran del horno a los 10 minutos más o menos). cuando estén listos, esperad 5 minutos antes de sacarlos de los moldes, y después dejar enfriar sobre una rejilla.
  6. Preparar el frosting: Esta nata es muy cómoda, porque solo hace falta dejar 2 horas en el frigo, y luego se monta en un momento y tiene un sabor a nata.. de esas de las pastelerías que está durita...mmm. Además una vez montada ya no se baja, esa es otra ventaja, cunde mucho, aumenta mucho su tamaño, se puede congelar y descongelar y no se baja, y sin montar también se puede congelar. Lo único que no me gusta es que no liga bien con según qué ingredientes, no queda brillante, se nota mucho el aire cuando decoras con la manga, y si por ejemplo echas escamas brillantes (me ha pasado) por encima, se despintan y se derriten, cuando con el Buttercream eso no pasa. Bueno se monta con el azúcar, una vez montada ya se puede añadir el saborizante. Se decora al gusto, yo he añadido una raya de colorante azul a lo largo de la manga pastelera (aunque esta técnica no la tengo aún muy controlada) y he espolvoreado con brillantina comestible color plata (no se ve casi) Después he puesto un topping de almendras fileteadas, y ... a comérselas!!!!! Espero que os haya gustado, dejad vuestros comentarios, que los leo todos, y si tenéis alguna duda... ya sabéis, que las contesto antes de que pestañeéis, jeje. Muchas gracias por leerme una vez más en mi último cupcake.... Besos!